fbpx

¿Cómo agarro correctamente a mi erizo?

Entendemos que agarrar a tu erizo por primera vez puede ser algo intimidante. Al ser un animalito cubierto de espinas y que se enrolla rápido cuando se estresa o se siente amenazado, puede que te imagines que es toda una experiencia dolorosa.

Sin embargo, con mucho amor y paciencia, tu erizo y tú podrían tener una gran relación de amistad. Hoy te queremos contar algunos consejos para poder agarrar a tu erizo sin que ninguno de los dos salga lastimado en el intento.

1. Acostumbra a tu erizo a tus manos

Para esto hay que acercarlas  poco a poco de manera progresiva. Cuando le des el tiempo a tu erizo de oler tus manos y de que reconozca el olor como algo familiar, tu pequeña mascota comenzará a sentirse más tranquilo ante tu presencia.

Para levantar a tu erizo debes de hacerlo de la parte de abajo: coloca ambas manos alrededor de tu erizo y ve juntándolas hasta que se toquen. De esta forma, le impedirás a tu mascota que se enrolle y te cause daño.

También es recomendable que tomes a tu erizo cuando tus manos estén calientes, así tu erizo relacionará tu contacto como una fuente de calor y la percibirá como una sensación confortable.

2. Debes estar al pendiente de cualquier reacción

Si se llegara a enrollar, no debes entrar en pánico: debes tenerle paciencia, esperar a que se sienta más tranquilo y se desenrolle por sí solo.

Lo importante es que ante cualquier reacción que pueda tener tu erizo, no debes hacer movimientos bruscos, espantarte o devolverlo a su hábitat, ya que de esa forma se creará un círculo vicioso en el que tu erizo adquirirá un comportamiento negativo y los relacionará con su libertad, intentando defenderse de tus manos.

Cuando tu erizo se acostumbre a que lo cargues, es cuando podrás comenzar a acariciarlo. Ten en cuenta que no a todos los erizos les gusta que los acaricies de sus púas o en cualquier otra extremidad. Deberás estar al pendiente de las reacciones de tu pequeño amigo y si ves que se molesta o se intenta liberar de tus manos, deberías de dejar de acariciar esas zonas.

3. Intenta premiar sus respuestas y pasa tiempo junto a él

Un truco que podrías aprovechar es darle de comer con tu mano. Él relacionará la seguridad y el alimento contigo, lo que podría hacer más fácil las cosas.

Es recomendable que pases tiempo junto a tu erizo de quince a treinta minutos al día para que la confianza que te tiene sea mayor con el pasar del tiempo.

Es importante entender que todo esto es una experiencia nueva tanto para ti como para tu nuevo erizo, por lo que le debes dar tiempo para que se adapte a ti y a su nueva hábitat. Dale un par de días, inclusive una semana para que se adapte primero a su nuevo hogar y después a tu compañía.

Ir arriba
Abrir chat
1
Hola, bienvenido ¿Cómo podemos ayudarte?
Hola, soy asesor experto en erizos ¿Cómo puedo ayudarte?