¿Por qué mi erizo es arisco?

La naturaleza de un erizo es ser tímido, sintiéndose amenazados cuando se introduce algo nuevo a sus vidas, hasta que lo inspeccionan y se aseguran de que es inofensivo. Esto se puede confundir con que tu erizo sea arisco, cuando es normal que tu erizo se encuentre asustado al no conocerte, intentando ahuyentarse.

Los erizos no pueden ser considerados mascotas disciplinadas. Se pondrán a la defensiva ante cualquier acción que ellos consideren negativa. Por eso, en vez de tratar de controlar el comportamiento de tu erizo, debes aprender a entenderlo, y el erizo aprenderá a responder positivamente hacia ti. 

Cabe destacar que cada erizo tiene su propia personalidad, así que algunos erizos simplemente son así. También es normal que el erizo cambié de humor desde el momento de su compra hasta donde se introduce en su nuevo hogar. Eso es producto de la confusión y del agobio de cambiar de entorno e interactuar con una persona nueva.

Es por eso que te dejamos algunos tips para recibir y mejorar la relación con tu nueva mascota:

1. Hacer que tu erizo se acostumbre a tu olor.

Esto lo puedes lograr intentando cargarlo todos los días para que se acostumbre a él. Por lo menos debes interactuar con él treinta minutos al día. Esto lo debes hacer sin guantes protectores, ya que evitan que te reconozca y podrías lastimarlo.

Para acelerar el proceso, podrías colocar una prenda de vestir vieja en su hábitat, esto hará que se acostumbre a tu olor en los momentos en los que no estés.

Por último, es recomendable no usar ningún tipo de perfume mientras interactúas con tu erizo, ya que podría ser una barrera para el cometido.

2. Recompensa a tu erizo.

Dale a tu erizo premios después de que se desenrolle, esto con el objetivo de que asocie el bocadillo con la confianza que llega a sentir hacia ti.

Tampoco hay que darle demasiados, ya que los erizos son animales que realizan poca actividad física durante el día, por lo que podrían engordar demasiado.

3. Evita asustar a tu erizo.

Los erizos son animales muy asustadizos, por lo que hay que tener mucho cuidado cuando interactuemos con ellos.

Por ejemplo, cuando lo cargues, procura que te dé la luz en el rostro porque los erizos no gozan de buena vista. De esa forma te reconocerán y no sólo verán una gigantesca sombra frente a ellos que los hará sentirse amenazados.  

También al momento de acercarte a ellos, evita hacer sonidos fuertes mientras caminas o cuando lo tratas de cargar. El sonido los altera mucho, por lo que podrían ponerse fácilmente a la defensiva.

Cuando lo liberes en tu cuarto o cuando lo tengas en tus manos, evita gritarles por no tener el comportamiento que tú esperabas. Como dijimos al principio, los erizos no son animales que se entrenen y es más fácil que tú lo comprendas. Es cuestión de paciencia y tolerancia para que tu erizo se adapte.

Es importante recalcar que debes permitir que tu erizo se sienta cómodo contigo a su propio tiempo y que todos los erizos no son iguales. Cuando tu erizo tenga sus púas planas contra su cuerpo, es una señal de que se siente cómodo y relajado contigo.

Ir arriba
Abrir chat
1
Hablar con un asesor
Hola, soy tu asesora experta en erizos ¿Cómo puedo ayudarte?