agosto 30, 2019

Proceso de adaptación

Los erizos son uno de los animales más interesantes y curiosos de todas las mascotas. Su cuerpo lleno de púas, su trompa afilada, y sus pequeñas patitas llaman tanto la atención que en los últimos años su popularidad ha ido creciendo cada vez más, convirtiéndolos en una de las mascotas más famosas.

Lo primero que debes saber es que los erizos son solitarios por naturaleza, por lo que su comportamiento poco amistoso es totalmente normal. Esto no quiere decir que no pueda adaptarse entre los humanos de manera satisfactoria.

Si tienes un erizo o estás pensando en adquirir uno y no sabes como hacer para que su proceso de adaptación sea más rápida, te recomendamos que leas los siguientes consejos.

Juega con tu erizo todos los días.

Es muy importante que tu mascota pueda acostumbrarse a tu presencia, es por eso que debes agarrarlo todos los días. Trata de pasar por lo menos de 10 a 15 minutos diarios (de preferencia por la noche) con él, si haces esto con regularidad se va a familiarizar con tu olor de manera rápida y aprenderá a reconocerte.

No uses ningún artefacto para cargarlo.

Como sabemos el cuerpo de un erizo está conformado por miles de púas, esto quiere decir que cuando lo toques la sensación no será igual a la de acariciar a un perro o un gato. Sin embargo, es muy importante mencionar que es poco probable que salgas herido. Si estás usando guantes, cobijas o cualquier otro accesorio para cargar a tu erizo estás cometiendo un gran error, ya que que estos animalitos se guían en gran parte por el sentido del olfato, por lo que al usar estos elementos tu erizo no logrará familiarizarse con tu olor.

No le grites.

Recordemos que los erizos son muy sensibles al ruido, por lo que exponerlos a sonidos muy estruendosos o hablarles muy fuerte no va a favorecer en lo absoluto, el único resultado que obtendrás es asustarlo, ponerlo aún más nervioso y que asocie una mala experiencia contigo.

No le tengas miedo.

Si acabas de adquirir a tu erizo, lo más probable es que no quiera que lo agarres, se va a hacer bolita, se va a erizar y probablemente te lleves algún mordisco, pero es muy importante que en todo momento le demuestres seguridad para que tu erizo pueda sentirse cómodo. Es de suma importancia que trates de estar lo más calmado y tranquilo cuando lo toques, si te pones nervioso o lo tocas con temor el resultado será que ambos terminen asustados y estresados evitando que puedan desarrollar una buena relación.

Alimenta a tu erizo con tu mano.

Ya que estas tratando de ganarte su confianza, una de las mejores maneras de lograrlo es darle de comer con tu mano. Trata de darle algunos premios como: Tenebrios, fruta, o algunas croquetas, esto ayudará mucho a que tu erizo se sienta confiado y seguro cuando esté contigo.

Ten mucha paciencia.

El proceso de adaptación para tu erizo va a ser un poco largo, no esperes que se pueda sentir familiarizado contigo de un día para otro. Lo más importante es que le des un poco de espacio y tiempo para que aprenda a reconocer nuevos olores, lugares y sabores. El secreto aquí es tener mucha paciencia y esperar a que tu erizo logre adaptarse a su nueva vida junto a ti de manera satisfactoria.

¿Quieres saber cómo domesticar a tu erizo?

Puedes ver el siguiente video: https://www.youtube.com/watch?v=rnqxW-Ufgas&t=33s